Xylella fastidiosa

En: Noticias generales En: Monday, October 23, 2017

La Xilella fastidiosa es una bacteria con una gran capacidad de infectar un gran número de plantas. Fue denominada en EEUU, en 1892, en el cultivo de la Vid como enfermedad de Pierce. Es decir, llevamos 125 años conviviendo con ella, aunque fue en 2013 cuando sonaron las alarmas, al aparecer el primer foco en la región de Apulia, en Italia sobre el olivo, y posteriormente en España (Islas Baleares y Comunidad Valenciana).

¿El final de algunos cultivos?

Los expertos están buscando una cura, un método para combatir el ataque de la bacteria, aunque hasta el momento, solo podemos hablar de cómo prevenir su infección.

Hay que destacar que Xilella fastidiosa se puede hospedar en mas de 100 plantas distintas, en muchas de ellas no provoca daños visibles y pueden actuar como reservorios de la batería. Los principales cultivos leñosos que resultan afectados son Almendro, Adelfa, Cítricos, Melocotonero, Olivo y Vid, aunque otros como Ciruelo y Peral y otros ornamentales como el Plátanero de sombra, los Olmos y los Robles, también son afectados en menor medida.

Esta bacteria se transmite de unas plantas a otras con la ayuda de insectos vectores (cicadélidos y cercopidos) que se alimentan del xilema, aunque el principal riesgo de entrada es el material vegetal infectado;  por lo que se deben extremar las precauciones al comprar material vegetal sensible de estar atacado, sobre todo cuando proceda de zonas en las que se haya detectado la presencia de la bacteria.

Los síntomas que se conocen en Viñedo son parecidos al del estrés por falta de agua, ya que al multiplicarse en el interior del Xilema, puede llevar a obstruir el flujo de sabia bruta.

Los síntomas en Almendro se pueden confundir con el ataque de Fusicoccum (hongo de la madera), por lo que recomendamos realizar un análisis para diagnosticarla correctamente.

Los síntomas en Olivo (en el foco detectado en Italia) fueron hojas secas, llegando a secar ramas completas y en algunos casos el olivo entero.

Ante cualquier sospecha de la presencia de esta enfermedad, debe comunicarlo lo antes posible a las autoridades de sanidad vegetal de su Comunidad Autónoma.

comentarios

Deje su comentario